Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas
  • Alfombras ecológicas

Alfombras, accesorios básicos para decorar

Las alfombras, durante siglos símbolos de riqueza y poder, han dejado de verse como artículos de lujo para pasar a ser simples elementos decorativos y protectores que se utilizan básicamente para caldear ambientes, amortiguar ruidos, y ocultar o decorar suelos deteriorados.
Hoy son muy pocos los hogares donde no existe una o varias alfombras cubriendo y adornando el suelo del comedor, dormitorios y zonas de paso.
Entre otras cosas, porque en los últimos años se han abaratado los precios, pero también porque el mercado ya no sólo ofrece las clásicas alfombras orientales, de gran valor artístico pero con precios inalcanzables para la mayoría de los mortales, sino que en la actualidad la gama es casi infinita.
La belleza de sus dibujos, la elegancia de los diseños y la calidad de los materiales están desplazando del mercado a las tradicionales alfombras procedentes de países orientales. Las nuevas tendencias cubren los suelos de parte o de toda la casa con alfombras o moquetas confeccionadas con materiales ecológicos.
Fibras como el coco y el bambú, capaces de crear suelos claros y cálidos, se ofrecen para proteger y ampliar visualmente los ambientes.
Las más comunes y conocidas son las realizadas con largas hebras de yute, que están en el mercado en varios colores y son indicadas, principalmente, para los dormitorios.
Lo más importante en una alfombra para dormitorio es que tenga la textura sueva para alguien que recien se levanta o anda descalzo.
Las menos conocidas son las finlandesas, de papel "woodnotes" confeccionadas con un 86 por ciento en papel y un 14 por ciento de algodón.
La mayoría de las alfombras que se venden en grandes almacenes están fabricadas con fibras de ábaca, sisal –de tres colores-, bambú, junco, panamá y coco blanqueado. Las de coco, sisal y algas o juncos, suelen estar tejidas de tres maneras: en buche, espiga o panamá.
Las tejidas a máquina son más resistentes que las hechas a manos porque los nudos son más compactos.
La de coco es recomendable para lugares de paso, tales como pasillos. Su color natural es un tostado claro, algo rojizo; también se vende aclarado. No es recomendable colocarla como moqueta o suelo continuo en lugares húmedos, tiende a combarse, ni en el suelo de los dormitorios.
Por lo regular, todo este tipo de alfombras suelen tener las bases de látex, un material al que afecta tanto la calefacción como el barniz de la madera del parquet, por lo que se recomienda tomar precaución a la hora de situarlas en determinadas zonas de la casa.
Otro material recientemente utilizado es el bambú. Las alfombras hechas con este material están confeccionadas a base de pequeñas tablas teñidas en tonos naturales, marfil casi blanco o de negro con base de fieltro. Son muy resistentes y decorativas.
Los modelos de moqueta destinados a cumplir la función de alfombras, suelen salir al mercado ribeteados con cintas especiales, sintéticas o naturales, tales como cuero o piel vuelta. Los interiores decorados al estilo clásico ganan con este tipo de fibras.
Puedes utilizar estos accesorios para modernizar el ambiente sin tener que realizar grandes cambios o inversiones.
En un ambiente muy solemne puede agregársele una afombra que contraste para hacer un contrapunto en la decoración.
También puedes ocupar una alfombra para potenciar la luz que entra a tu casa.
Así que ya conoces las opciones más ecológicas, que también cubren las necesidades decorativas para un espacio.

En la antiguedad las alfombras denotaban riqueza y poder, actualmente se han convertido en un básico de cualquier hogar, ya sea para calentar, ambientar con cubrir desperfectos en pisos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Haz click en las flechas para ver la próxima foto

Publicidad | Vea su anuncio aquí