Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Accesorios básicos para decorar
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Accesorios básicos para decorar
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Usos de las otomanas en la decoración
  • Próximo álbum

Los 10 usos más comunes de las otomanas

Si eres de los que creen que una otomana sólo sirve para descansar los pies no hay nada más alejado de la realidad. Checa estas ideas para que engrandezcas tus espacios con su versatilidad.
1. Ampliar tus asientos: Estos accesorios son perfectos para los hogares pequeños que tiene que compartir asientos entre la sala, el comedor y otras habitaciones. En interiores fluídos es fácil llevar de un lugar a otro los asientos y que no ocupen espacio innecesario.
2. Reposa pies: Como ya lo mencionamos este es el uso más común de las otomanas sin embargo aún así puedes hacerlo con estilo.
3. Para almacenar: Actualmente existen muchos modelos de otomanas que sirven como gavetas o baúles para guadar todo lo que te puedas imaginar y en el área que lo necesites: la cocina, la sala, la recámara y hasta en el baño.
4. Para crear interés visual: Esto dependerá del diseño, forma y material de la otomana. Si crees que tu estancia luce muy aburrida puedes visitar una tienda de antiguedades o cosas de remate y adquirir una otomana única que haga un punto focal en tu espacio.
5. Asientos ocultos: Si tu intención es conservar espacio libre sin sacrificar asientos para tus visitas la solución está en tener otomanas fáciles de 'camuflar' debajo de tu mesa de café o las auxiliares.
6. Mesa de centro o auxiliares: Escoge una que combine con tu paleta de colores y que empate con la textura de tus otros muebles así lograrás que parezca todo salido de la mejor tienda de diseño. Lograrás un efecto más espectacular si le colocas un espejo de marco brillante encima.
7. También para los niños: Con toda su creatividad seguro le encontrarán un uso adecuado. Adquiere una otomana de diseño divertido que le sirva de asiento, de mesa, de banco y hasta de escritorio.
8. Complemento: Si crees que tu decoración es muy plana o los colores que tienes en la paredes son aburridos, en lugar de gastar en pintura para toda la habitación busca una otomana de color vibrante y complementa el panorama existente.
9. Atracción: Aunque parezca que son muebles irrelevantes las otomanas están convirtiéndose en acentos bien valorados, así que si en alguna tienda de antiguedades te topas con una de encajes antiguos, bordados tradicionales o de una tela exótica, no dudes en exhibirla como una pieza importante en tu decoración.
10. Descanso: Las otomanas de gran tamaño son perfectas para un ambiente informal en el que tu o las visitas pueden tomar una siesta desde la sala.
No olvides que los accesorios decorativos le pondran tu sello personal al espacio, así que para elegir la otomana correcta confía en tus gustos y toma en cuenta estos posibles usos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

La 'canasta básica' de la decoración

Jodie Foster vende su hermosa mansión en Los Ángeles

Chris Brown a la baja en su carrera y al tratar de vender su mansión en Hollywood Hills

Paltrow y Martin compraron casa en Malibú

Disfruta más imágenes
a tu izquierda