Publicidad | Vea su anuncio aquí

Las calabazas desde el patio hasta tu mesa

Decoración con calabazas

Un mantel con estampado de calabazas y unos asientos de balas de paja te permitirán crear un ambiente sin igual en este día. Estas opciones están disponibles en Pottery Barn.

- EFE

Decoración otoñal

FOTOS:  Accesorios para decorar en otoño

Ver fotos
Las plantas más vistosas dell otoño

FOTOS:  Las plantas más vistosas del otoño

Ver fotos
Decoración otoñal

FOTOS:  Decoración otoñal

Ver fotos
\'Tips\' para tener un jardín de miedo

FOTOS:  Accesorios para tener una casa de miedo

Ver fotos

Seguro que ya sacaste todas las calabazas que tenías en el desván o compraste una natural y le colocaste una vela dentro, pero no es la única manera de decorar con este icono del Halloween.

Cuando piensas que durante unos días tu hogar va a tomar el color naranja de tan destacado vegetal, los nuevos diseños de decoración te plantean alternativas nuevas para dar ambiente en el exterior e interior de tu vivienda.

Cuidados diseños en cerámica, plata, cuencos para sopa o aperitivos, manteles o velas disputan a las creaciones más habituales un hueco en la decoración. Centros de mesa con colores ardientes inspiran los recuerdos más terroríficos del cine: mazorcas de maíz dorado y seco, dispuestas en fila y en círculo acogen la luz de una vela para crear climas cálidos.

Las calabazas se transforman de color y ofrecen una variedad que va desde el verde oscuro que se degrada al menos varios tonos en tamaños más pequeños para ofrecer más color. Las rojas y granas tampoco faltan y unas enormes en blanco dan claridad a una festividad tenebrosa y oscura.

Trenzados de calabaza

Divertidas guirnaldas caen con calabazas trenzadas por el quicio de la puerta, adornadas con flores con los colores típicos del otoño.

Precisamente, en esta época en que los árboles pierden sus hojas, como última tendencia se presentan calabazas de todos los tamaños con textura de ramas secas, a las que se incorporan unas diminutas luces para dar color. Un esqueleto magnífico que va a la perfección con la celebración del día de los difuntos.

Del jardín a la mesa

Sobre la mesa, una fantasía de propuestas te convocan a la comida más atractiva y terrorífica del año. Unas balas de paja te servirán de cómodos asientos si colocas unos cojines sobre ellas. A partir de ahí la imaginación no tiene límite.

Viste la mesa con unos atractivos caminos de mesa que tengan como estampado tan simbólico dibujo, las servilletas serán su compañía. Las velas de calabaza se encargarán de poner la atmósfera apropiada.

El color naranja se mantiene gracias a unos cuencos de loza, con la forma curvilinia de la calabaza, una buena opción para servir una crema de este vegetal.

Un enorme recipiente transparente, a modo de florero y contenedor de hojas secas (recién cogidas del parque), mezcladas con una reproducción perfecta de verdes calabazas de juguete servirán para añadir más color a la noche.

Un recipiente para el ponche, para mantener el vino frío o para servir durante la madrugada una sopa caliente pone el punto y seguido a una madrugada de terror.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí