Publicidad | Vea su anuncio aquí

Decoración marina: la playa en nuestro propio hogar

Decoración marina

- EFE

Las mansiones de Michael Jackson

FOTOS:  Las mansiones de Michael Jackson

Ver fotos
Un cuarto infantil playero

FOTOS:  Un cuarto infantil playero

Ver fotos
Las estrellas que viven en Miami

FOTOS:  Las estrellas que viven en Miami

Ver fotos
Famosos que viven en Nueva York

FOTOS:  Famosos que viven en Nueva York

Ver fotos
Los famosos prefieren L.A.

FOTOS:  Los famosos prefieren L.A.

Ver fotos

Una brisa en la sala

Peces, gaviotas, buganvillas, conchas y un azul intenso nos acercan al mar. Sólo nos falta cerrar los ojos y descubrir que olemos a sal… en nuestro propio hogar.

El mar, el vaivén de las olas… dejan una impronta difícil de olvidar no sólo en la retina. El golpear del agua sobre las rocas, la arena mojada, el rugir del viento los días de tormenta, atraen todos nuestros sentidos.

Quien este año no pueda hacer una escapada hasta la playa siempre tiene el recurso de conseguir que el mar desemboque en su hogar, gracias a los complementos que puede incorporar a la decoración. Déjate mecer por la corriente y permita que la brisa llegue hasta lo más profundo de cada habitación.

La firma Pottery Barn está volcada hacia el mar. Toallas, vajillas o candiles recuerdan las noches más veraniegas con cenas al aire libre, donde el aroma de un sabroso pescado fresco a la brasa se incorpora con la mayor naturalidad.

Ambientar la mesa resulta de lo más sencillo. Los platos serigrafiados con motivos marinos empiezan por ser la mejor manera de ir entrando en materia. Las servilletas son otro de los complementos imprescindibles. De papel y con motivos marineros constituyen el acompañamiento perfecto.

Con sabor a sal

Para los más exquisitos, aquellos que no quieran perderse el sabor salado de langostas o cangrejos las pinzas para romper el cuerpo y patas de estos crustáceos son elementos indispensables para sentarse a la mesa; incorpora un pequeño tridente para sacar la carne de su interior y así los comensales lo tendrán más fácil.

Si quieres dormir al amparo del tenue sonido del mar, la firma americana consigue una propuesta dulce y acogedora: ropa de cama con estampados de caracolas, conchas de ostras y algas en tonos coral, azul o piedra, sobre blanco. Su respiración marcará la cadencia del suave fluir de las profundidades del agua.

Los más pequeños son los que más añoran la playa una vez que han probado el contacto con la arena, comtemplado a los pequeños cangrejos y peces que nadan en las orillas o en las pequeñas charcas que se forman cuando baja la marea.

La práctica de deportes acuáticos les permite tener una conexión con el agua total y aprenden a conocer las banderas que dan cuenta de la fuerza de arrastre del mar. La firma sueca Ikea les hace soñar con mundos a bordo de barcos de vela, de catamaranes y de piratas con unos coloridos visillos que les ayudan a imaginar aventuras.

Un paseo por la orilla del mar te permitirá ir recolectando toda clase de pequeñas conchas. Rugosas, de blanco nacarado, oscuras como el carbón, ásperas o caracolas con la suavidad del nácar. Estrellas varadas sobre la arena. Todo un universo marino que puede llevar a casa para contemplarlo cuando no lo tenga tan cerca.

Conchas y estrellas

Elije un jarrón transparente de boca grande con el fin de poder colocar cada una de estas pequeñas joyas. Una mesa auxiliar o una repisa te servirán para situarlo a la vista y recordar aquellos momentos que no podrás olvidar.

Como centro de mesa, y si prefieres un toque más informal, sitúelos sobre un cuenco de madera, piezas grandes que si no pudiste recolectar sí puedes adquirir en tiendas especializadas de decoración.

El baño, el espacio de la casa más acuático consigue un 'look' marinero con detalles simples como la elección de los tiradores de los armarios: pequeños timones, caballitos de mar, estrellas marinas o nudos marineros, que nos desplazan hacia camarotes de barco en alta mar.

Si a ello añadimos textiles a rayas y armarios con puertas de 'persiana', lograremos un pleno total.

Utiliza un gel con aroma a limón o 'brisa fresca', añade una esponja natural y tendrá la suma de todas las posibilidades a su alcance.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí