Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Cuartos infantiles para crecer
  • Próximo álbum

Cuartos infantiles para crecer

Los niños crecen muy rápido y en cada etapa tienen necesidades diferentes, así que el cuarto ideal será aquel que crece junto con ellos. El truco está en decorar la habitación pensando en el futuro. Lo ideal es adquirir complementos que puedas reutilizar durante una larga temporada.
Las estanterías son algo básico en un cuarto infantil. Al principio estarán semivacías pero al paso de los años se irán llenando de juguetes, adornos, cuentos, cuadernos... A medida que el niño crezca verán ir y venir todo tipo de accesorios.
Prepárate para abrir tus alas y echar a volar la imaginación en este cuarto. Desde lo último en aviación hasta la representación de biplanos históricos, este espacio rinde homenaje a todas las cosas en el aire. El pie de cama luce como la hilera de ventanas de un avión, al cual el niño 'aborda' a la hora de ir a dormir.
Una decisión inteligente en la habitación de un niño pequeño es utilizar telas coordinadas en fundas y cortinas con diseños infantiles o divertidos. El edredón de la cama puede ser liso, así como la tela del sofá cama, pero las sillas y los accesorios le darán un tono fresco y juvenil.
El dueño de este cuarto comparte su espacio con unas criaturas amistosas que revolotean en la cabecera de su cama y en la cómoda. Un mesa con patas torcidas y acabado antiguo se convierte en el escritorio de estudio, que en la juventud puede adornarse con pequeñas macetas que alegren el ambiente.
La fantasía no puede faltar en un cuarto infantil y una niña estaría encantada con un cuarto al estilo de cuento de hadas. Para crear este ambiente basta pensar bien en los detalles.
Es básico en este estilo de decoración los accesorios como lámparas, edredones y la cabecera. Los muebles no necesariamente tienen que llevar dibujos, así podrán servir cuando la niña crezca.
Las flores son una opción práctica para que el cuarto de una chica pueda hacer una fácil transición a su etapa de adulta. La misma tela se utiliza para los almohadones y el mantel de la mesita de té, coordinando visualmente todo el cuarto.
El banco de la ventana, con su cubierta de tela lavable, tiene un lugar cómodo para que un niño pequeño juegue con sus juguetes. Pero también puede ser colocado más adelante al pie de una cama doble o contra la pared en un vestíbulo donde será util para sentarse.
sin embargo, este útil mueble puede ser colocado más adelante al pie de una cama doble o contra la pared en un vestíbulo donde será util para sentarse.
La mejor ubicación de la zona de juego o trabajo -a partir de los tres años- es junto a la ventana, para que esta le brinde luz natural. Para maximizar el espacio se recomienda recurrir a una estructura modular, con la cama arriba y la zona de estudio abajo.
Habilitar el espacio con una zona para el descanso, otra para el juego y un área para guardar los juguetes es una forma de enseñarle -desde muy pequeño- a organizarse. Esta zona se convierte en un espacio abierto donde todo se vale: desde la primera alfombra de actividades, hasta un espacio donde sentarse cómodamente a leer un cuento.
La única regla decorativa es que la habitación se adapte a la edad del niño. Hay cenefas y cortinas de materiales lavables que pueden incorporarse en las ventanas, paredes y puertas. El mercado ofrece materiales para decorar los dormitorios infantiles de todas las edades, desde adornos para las paredes hasta camas, mesas, veladores o cortinas.
Al amoblar una habitación infantil también se puede pensar en muebles para adultos. Esta habitación de niña no sólo contiene piezas de tamaño infantil, también está decorada con artículos de tamaño normal. La cama de madera, con paneles laterales tallados a mano funciona a la perfección como un futuro sofá cama individual.
La delicadeza femenina de este cuarto está dada por los tonos pasteles elegidos para la decoración y por la escasez de muebles. Blanco tiza para las paredes, arena para los muebles y detalles en verde muy suave combinado con líneas doradas en las cortinas. Los puffs se lucen decorativamente y sirven no sólo para sentarse sino también para jugar.
Las niñas adorarán compartir estas literas mientras imaginan un viaje en barco o en una nave espacial hacia las estrellas. El cuarto, aunque compartido, tiene privacidad para cada una de las soñadoras. Las luces individuales situadas dentro de cada litera, les da la oportunidad de leer o escribir en su "Querido Diario" sin molestar a la otra.
Los bolsitos con juguetes y las carteras de denim -sujetas al muro por ganchitos de la misma madera natural que la de los marcos de los cuadros- se vuelven parte de la decoración. Colgados de la pared, conviven las figuras de criaturas míticas con las de dos muñecos de peluche que tienen sus casitas en cajitas de madera. De vez en cuando sacan sus narices afuera para ver qué está ocurriendo en el mundo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

'Tips' para decorar el cuarto de tu hijo

¡Te imaginas vivir bajo un volcán!

Un gran precio para la 'casa más pequeña del mundo'

Primer puente chino de vidrio suspendido en el aire

Disfruta más imágenes
a tu izquierda