Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Las casas más raras del mundo
  • Próximo álbum

Casas y construcciones raras

Casas extrañas en todo el mundo.
Alrededor del mundo entero existen casas y construcciones que parecen toda una locura. Como esta casa construida en Alemania, totalmente al revés sobre un techo puntiagudo.

Se llama la 'Casa Loca' (Verrueckte Haus) y es la nueva atracción del parque de animales Gettorf. La casa de 23 pies de altura tiene una cocina, un baño, salón y un dormitorio. Toda la casa está totalmente amueblada, eso sí, todo volteado de cabeza.

En total hay 50 piezas atornilladas en el piso-techo de toda la casa y algunos artículos como las colchas tuvieron que coserse para que no cayeran al piso, para no ocasionar accidentes a los visitantes.

El "Imperio de los Enanos".
Chen Mingjing, millonario de los negocios inmobiliarios, creó un parque de atracciones dedicado a gente de pequeño tamaño. Su objetivo no sólo fue atraer a los turistas sino formar "un paraíso gigante" donde ellos pudieran trabajar y vivir. El complejo abarca un conjunto de construcciones en forma de hongo para unos 800 mil enanos actores que reciben alojamiento, comida y cursos de inglés gratis.

El Instituto Lou Ruvo.
Este no es un edificio que se esté derritiendo, sino el instituto para investigaciones de enfermedades del cerebro que ha construido el arquitecto Frank Gehry. Famoso por sus construcciones de formas peculiares, Gehry levantó este centro en Las Vegas, Nevada.

El complejo costó unos $100 millones y se divide en dos edificios con un patio exterior, como si simulara la estructura del cerebro. La estructura caótica cubierta de acero queda frente a un primer edificio de forma convencional. En total el complejo mide 5 mil metros cuadrados y tiene cinco pisos de altura. Algunos dicen que este edificio es una de sus más grandes obras después de la sala de conciertos Walt Disney, en Los Ángeles, California.

La auto residencia.
El arquitecto Markus Voglreiter invirtió más de un millón de dólares en esta casa única en su tipo con forma de un Volkswagen Beetle. Construida en el borde de una reserva natural en Austria, esta vivienda tiene dos áreas separadas, una para padres y la otra para los hijos, tecnología que reduce el consumo de energía y un diseño muy original.

La casa del inodoro.
A 40 kilómetros al sur de Seúl, en Suwon, se construyó una casa de cristal y acero con forma de escusado. ¿La razón? El activista de saneamiento coreano Sim Jae-Duck quiso inaugurar en 2007 de esta forma el lanzamiento de la Asociación Mundial del Inodoro. La propiedad costó $1.1 millones y fue llamada "Haewoojae", que significa el lugar donde uno puede resolver sus preocupaciones.

La casa de cerámica.
Construida por el coleccionista Zhang Lianzhi en Tianjin, China, esta casa tiene más de 400 millones de fragmentos de porcelana,16 mil piezas de porcelana antigua, 300 esculturas de mármol blanco y 20 toneladas rocas cristalinas y ágatas.

La casa está abierta al público como museo, donde los visitantes pueden conocer la colección de figuras de porcelana, madera y bronce, que Zhang se ha encargado de adquirir en las últimas décadas.

El empresario coleccionista habría gastado unos $65 millones en la decoración del edificio.

La capilla-contenedor.
En un pequeño pueblo al norte de Francia llamado Loon-Plage los fieles asisten a misa dentro de un contenedor. El cura Manu Langrand erigió un lugar de culto en plena carretera y muy cerca del mar, a un costado de la casa de los marineros. La capilla Saint-André-des Marins es un edificio singular que consiste en tres contenedores azules donde reciben la sagrada palabra.

El hotel de sal.
Cerca del Salar de Uyuni en Bolivia, se sitúa esta construcción construida con bloques de sal. Se trata nada menos que del Hotel Luna Salada. El lugar posee alrededor de 25 habitaciones, las cuales están preparadas para albergar hasta 50 huéspedes. Pero la sal está en todas partes, en las paredes, el piso, el techo y hasta algunos muebles.  Se dice que se construyó con sal, porque sirve como aislante para soportar las bajas temperaturas por la noche. 

El hotel de hielo.
En Balea Lac, al noroeste de Rumania, existe un complejo turístico muy particular que recibe a los esquiadores cansados: un hotel hecho totalmente de hielo. A 2034 metros de altura sobre el nivel del mal, en las montañas Fagaras, el hotel Balea Lac es el primero en su tipo en este país y sólo se puede acceder en teleférico en invierno. Quien quiera hospedarse en este frío hotel tendrá que pagar $50 por noche.

"Hielo Bar" de Montevideo.
Montevideo alberga el primer bar de hielo de Sudamérica. En esta taberna, erigida sobre 180 bloques de hielo, uno puede tomar una copa de vodka a una temperatura promedio de 7 grados bajo cero. Los vasos están hechos de agua helada, al igual que la barra y los taburetes, y la única ropa de etiqueta requerida es un robusto abrigo de doble forro facilitado por el mismo local.

Centro de exhibiciones plástico.
Un grupo de arquitectos taiwaneses comprometidos con la conservación del medio ambiente construyeron, con la ayuda de la empresa "Far Eastern", un edificio con 1.5 millones de botellas de plástico recicladas. Según la constructora, es el único edificio de exhibiciones del mundo construido con botellas de plástico recicladas.

La 'Casita Encantada'.
Así es como María Ponce le llama al hogar que ella misma construyó. Esta anciana de 78 años de la provincia de San Miguel, el Salvador, tardó un mes para conseguir todos los materiales con los que levantaría su casa y luego otros tres meses para construirla.

Las paredes están construidas con botellas ensartadas en delgadas varas de bambú enterradas en el piso y el techo, también fabricado de botellas, está revestido de lámina de zinc para evitar que se cuele el agua lluvia.

En el interior María sólo tiene una mesa y una hamaca para dormir, pero su casa se ha convertido en la admiración de los lugareños. El piso está tapizado con incontables tapas plásticas y cada una de ellas han sido pacientemente pintadas a mano.

Un búnker bajo tierra.
El grupo Vivos, una empresa norteamericana, lanzó a la venta 4 mil lugares en 20 refugios anti-atómicos ubicados en todo Estados Unidos, con capacidad de 200 lugares cada uno. La empresa cobra $50 mil por los adultos y $25 mil por los niños por vivir en uno de sus búnkers totalmente equipados con todas las comodidades: alimentos, agua, ropa, medicamentos, comunicaciones e instalaciones confortables.

¿Un balón de rugby?
La Fab Lab House es una vivienda autosuficiente producida para el Solar Decathlon Europe 2010 y tiene forma de armadillo o balón de rugby. Esta construcción utiliza los recursos de su entorno -el sol, el agua y el viento- para crear un microclima que mejore de forma pasiva las condiciones básicas de habitabilidad y es capaz de producir 10 kilovatios/hora y consumir sólo 3 kilovatios/hora.

Una vivienda sustentable.
Tomislav Radovanovic, profesor de Ciencias Físicas de Serbia, cuando se jubiló se le ocurrió diseñar un hogar sustentable con su pensión. Así fue como levantó este peculiar inmueble de 60 metros cuadrados con 14 mil botellas de plástico. Las paredes del exterior tiene botellas de cerveza y en el interior usó recipientes de plástico y tapones de botellas. El resto de la casa, como los muebles, azulejos y ventanas fueron de material PET, un embalaje de plástico reciclado.

Casas de superadobe.
El Instituto de Arte de la Tierra y Arquitectura de California creó el proyecto Cal-Earth, que consiste en llenar sacos de arena con una mezcla de cemento y adobe, conectada por alambre de púas. Esta idea surgió gracias a la aportación del arquitecto iraní, Nader Khalili, quien estudió la arquitectura tradicional de su país de origen. Luego Nader dijo que estas casas podrían funcionar como refugio de emergencia o bien hasta para construir bases para la NASA en la luna o Marte.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Videos

Próximos álbumes

Las casas de los narcos

Cómo hacer que tu refrigerador brille fácilmente

En venta mansión del fallecido Robin Williams

Lujoso hotel con forma de luna en China

Disfruta más imágenes
a tu izquierda