Publicidad | Vea su anuncio aquí

Elige plantas para despertar tus sentidos

Plantas aromáticas y encantadoras

En la creación de este espacio también se ha planteado utilizar materiales reciclados, como palés con los que han construido unas mesas rústicas muy especiales.

- EFE

Plantas energéticas para tu casa

FOTOS:  Plantas energéticas para tu casa

Ver fotos
Habitaciones para el romance

FOTOS:  Equilibra la energía de tu casa

Ver fotos
Árboles gigantes en el centro de Singapur

FOTOS:  Jardines artificiales en el cielo de Singapur

Ver fotos
Jardines con poca agua

FOTOS:  Jardines con poca agua

Ver fotos
Jardines totalmente comestibles

FOTOS:  Jardines totalmente comestibles

Ver fotos

Parece sencillo, pero no lo es, elegir las plantas apropiadas de manera que cada estación no las estropee y disponer de un espacio para el retiro, por muy pequeño que sea, siempre es un aliciente para desear estar en casa. Los paisajistas saben bien cómo sacar partido a cualquier espacio, por lo que merece la pena seguir sus recomendaciones.

“Atreverse a integrar la naturaleza en una casa no es sólo decorar con plantas, es algo más: es despertar los cinco sentidos”, así lo creen Mar Romero, Ycíar Beltrán y Olga López, las fundadoras de Fronda, un espacio dedicado a la venta de plantas, al paisajismo y a los complementos de jardín y de hogar.

Según las especies que elijas, conseguirás efectos distintos, argumenta Mar Romero. “Las plantas dan vida, alegran la vista, recrean el olfato, aderezan sus mejores recetas, son sensibles al tacto y, combinadas con el rumor del agua, pueden trasladarle al mejor de los paraísos”, concluyen las expertas, cuando se refiere a la creación que presentaron en Casa Decor 2012, un lugar en el que cada año los interioristas dejan la impronta de sus propuestas.

Las plantas purifican el aire y transmiten todo tipo de sensaciones, de manera que nos transportan y relajan. Con la intención de que sirvan como un oasis de tranquilidad y paz, sin importar que nos encontremos en el centro de la ciudad o en pleno campo, se puede tomar nota para adaptar las propuestas a cada lugar concreto.

“Hemos realizado unas ideas  para jardín, pero se pueden adaptar a la perfección a una terraza de dos por seis o dos por cinco metros. Lo fundamental es jugar con los volúmenes para crear pequeños rincones y conseguir que nuestra terraza sea distinta”, comenta Romero.

El encanto de la sobriedad

En su propuesta se han rodeado de plantas sobrias, pero llenas de encanto: araucarias, cúrcumas, crasas, palmeras, musas, plataneras…

“Hay una gran colección de helechos, jazmines, una gran variedad de orquídeas, distintas opciones de cómo se puede adaptar a cada casa una propuesta como esta. Hemos hecho una pared vertical para intentar realizar pequeños cuadros, por ello hemos jugado con musgo y con plantas muy básicas”, todo un aporte de ideas de las paisajistas de Fronda.

También han utilizado colecciones de arce, un árbol que cambia mucho su coloración y eso “le lleva a generar distintas percepciones del espacio. La intención era crear un jardín dinámico”, señala Mar Romero.

Esta especialista reconoce que se han decantado por unas determinadas plantas, porque “la flor tiene una caducidad. Hay muchas plantas que tienen flor, pero quizá las más espectaculares, las más grandes tienen una flor imperceptible como, por ejemplo, la buganvilla, que se llena de flores en primavera. Queríamos jugar con los volúmenes y, si recargas el espacio de flores, aparece el desorden”, un argumento que sostiene el hecho de que hayan colocado ficus por lo generosidad de tamaño y su brillo.

En esa misma línea, tiene razón de ser la incorporación de la murralla, que tiene una flor “que huele fenomenal pero a la vista es prácticamente imperceptible, o el calanchoe o las bromelias… Las orquídeas no necesitan tanta tierra como se cree, pero necesitan luz y humedad; de ahí que hayamos apostado por ellas”.

Reciclado

En la creación de este espacio también se ha planteado utilizar materiales reciclados, como palés con los que han construido unas mesas rústicas muy especiales.

“Hemos hecho mesas con plantas, rústicas. Entre las maderas hemos colocado macetas. Son mesas que pueden servir tanto para interior como para exterior, todo depende de las plantas elegidas”, dice la paisajista.

En una época de crisis como ésta, no querían renunciar a utilizar material reciclado; de ahí el uso de palés que han servido para mucho más que para ser acumulados como material de deshecho. “Los hemos utilizado para crear espacios como si fueran  jardineras. Y hemos querido que la parte del oído también se sintiera implicada. Por eso aparece el rumor del agua gracias a una pequeña fuente, pues es un sonido que tranquiliza y serena”.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí