Publicidad | Vea su anuncio aquí

Guía para plantar, mantener y cuidar tu jardín

Guía de jardinería

Para realizar las tareas de jardinería de manera segura se recomienda utilizar un rastrillo que nos resulte cómodo para nuestra fuerza y estatura, así como guantes o rastrillos con mangos acolchados para evitar que se formen ampollas.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Las 10 flores perennes más encantadoras

FOTOS:  Top 10: Las perennes más encantadoras

Ver fotos
Detalles para decorar el jardín

FOTOS:  Top 10: Detalles para decorar el jardín

Ver fotos
Cómo tener pastos más verdes

FOTOS:  Cómo tener pastos más verdes

Ver fotos
Jardines con poca agua

FOTOS:  Jardines con poca agua

Ver fotos
Jardín convertido en área de juegos

FOTOS:  Jardín convertido en área de juegos

Ver fotos

Antes de plantar

La mayoría de la gente no le presta mucha atención a las plantas y cuenta con la naturaleza y con la suerte para compensar la falta de técnica. Sin embargo, tras décadas de investigación, se demostró que plantar en forma correcta puede reducir la necesidad de regar, agregar fertilizante y pesticidas, y, a la vez, ayudar a que las plantas sobrevivan enfermedades y otros problemas. Es más, depende de cómo se planten, algunas plantas viven o mueren. Ya que plantar árboles y arbustos parece uno de los desafíos más importantes, nos concentraremos en esas plantas, con información adicional acerca de otras plantas.

Elegir plantas autóctonas

Quitarle los productos químicos y las plantas que requieren mucho mantenimiento a tu jardín puede ayudarte a ahorrar tiempo y dinero, además de ser beneficioso para el medio ambiente. Las plantas autóctonas ya están adaptadas a tu zona y a menudo precisan menos agua y cuidados. Visita las reservas naturales y los jardines botánicos cercanos para ver qué crece en tu área, por ejemplo, si es una zona de bosques con sombras o cerca del agua o bajo el sol. Utiliza la cámara de tu celular para tomar fotos de lo que te gusta y muéstraselas al personal de los viveros locales, en donde encontrarás varias de esas plantas.

El personal de los viveros y de los jardines botánicos es una buena fuente de información acerca de dónde comprar plantas autóctonas. También tienes la Red de Información sobre Plantas Autóctonas (Native Plant Information Network), en donde puedes explorar una vasta base de datos de plantas, como así también artículos acerca de cómo armar jardines con plantas autóctonas.

Los servicios de extensión de las cooperativas también ofrecen información según tu zona. Busca tu programa de extensión local en el sitio Web del Departamento de Agricultura de EU.

Traerlo a casa

El primer paso para plantar en forma correcta es que el árbol, arbusto o planta llegue a salvo desde el vivero a tu jardín. Algunos consejos:

• Proteger a las hojas del embate del viento envolviéndolas con arpillera o algún otro material protector.

• Levantar las plantas desde la base y no por el tronco, en especial en primavera, cuando la corteza está delicada. Esto es sumamente importante en el caso de las plantas con cepellones pesados, como las que están envueltas en arpillera o en contenedores más grandes, de 15 galones.

• Proteger las plantas del sol y el viento, si no se van a plantar durante uno o dos días. Cubrir el contenedor o el cepellón con mantillo si vas a guardarlas por varios días; también asegúrate de que el cepellón no se congele, ni se seque.

• Envolver los árboles y los arbustos para evitar que se dañen en el camino a casa.

Enriquecimiento del terreno

Apisonar la tierra enriquecida –también se dice “enmendar el suelo”- alrededor de las raíces en vez de reemplazar la tierra que excavaste parece lógico, aunque puede ser más dañino que beneficioso, ya que las diferentes texturas de la tierra enriquecida y de la tierra del lugar crean una capa que la humedad y las raíces pueden no penetrar.

Hay dos casos en los que no se apisona la tierra: 1) cuando la tierra del lugar es tan arenosa que la humedad no forma terrones; y 2) cuando se arma un cantero completo, en vez de la tierra alrededor del cepellón, ya que apisonar todo el cantero evita que se formen capas de tierra. Si eliges apisonar la tierra, no te excedas: usa un tercio de tierra nueva y dos tercios de tierra del lugar.

Cuando plantes bulbos, tendrás que seguir las instrucciones específicas que trae la planta y asegurarte de dejar tierra suelta debajo del bulbo, para que las raíces puedan penetrar el suelo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí