Enlaces Relacionados

  • Limpia tus básicos de cocina
  • Limpia tus básicos de cocina
  • Cómo limpiar tu casa en verano
  • Cómo limpiar tu casa en verano
  • Limpia tus básicos de cocina
  • Cómo limpiar tu refrigerador
  • Diez soluciones naturales de limpieza
  • Cómo limpiar tu casa en verano
  • Elimina malos olores en casa
  • Sácale brillo a  tu cocina
  • Sácale brillo a  tu cocina
  • Limpia tus básicos de cocina
  • Limpia tus básicos de cocina
  • Limpia tus básicos de cocina
  • Próximo álbum

Limpia tus básicos de cocina antes de Thanksgiving

Para que a la hora de preparar la cena des gracias por tener todo impecable y en orden, mira algunos 'tips' infalibles.
El horno: Es la estrella del Día de Acción de Gracias porque se encarga de cocinar el pavo, pero no siempre está a la perfección. Para limpiarlo perfectamente es necesario que remojes los bastidores con desengrasante y los metas en una bolsa de plástico.
Para retirar el cochambre del interior y exterior del horno puedes hacer una mezcla de agua caliente con un chorro generoso de vinagre y frotar con una fibra. Quedará reluciente.
El microondas: Este puede ser limpiado con un poco de limón y agua.
Introduce un recipiente con agua y el jugo de medio limón, deja hervir el agua hasta que produzca una buena cantidad de vapor y después pasa un trapo húmedo, comprobarás que queda perfumado y reluciente.
El refrigerador: Es un aparato que con frecuencia da mucha pesadez limpiar pues, con todo lo que tenemos que sacar y meter, requiere de un poco más de tiempo que cualquier otro.
Una solución, de los expertos de los expertos de la organización Home of my own, es limpiar las paredes con una mezcla de 2 cucharadas de bicarbonato en un litro de agua. Y desmontar las charolas para lavarlas con agua fría, si lo haces con agua caliente las superficies de vidrio o plástico pueden agrietarse, sobre todo si siguen frías.
A la hora de limpiar, no uses fibras metálicas o limpiadores en polvo muy agresivos porque pueden rayar las superficies plásticas. El exterior del refrigerador es muy fácil de limpiar, sólo usa agua y jabón. De vez en cuando puedes aplicar una cera cremosa para proteger el acabado y facilitar la limpieza de manchas posteriores.
Para evitar malos olores es indispensable que tapes los contenedores de comida cuando los guardes o los envuelvas en plástico anti-adherente y que retires los alimentos antes de que se descompongan. Puedes conservar una lata con bicarbonato, con algunas perforaciones, en el interior de la nevera, esto absorberá los malos olores.
Cristalería: Las cristalerías más refinadas es mejor lavarlas a mano con sumo cuidado. Si percibes que han perdido el brillo puede que tenga relación con la cal del agua. La solución está en aplicar sobre ellas polvos de ácido cítrico en lugar de detergente o bien un poco de amoniaco.
Las preciosas vajillas blancas son delicadas por muy sencillo que sea su diseño, pero con el tiempo pierden el color derivando a un desagradable tono amarillento. Nada mejor que sumergirlas en una solución de bicarbonato y agua para recuperar su color.
Fregadero: Si es de acero inoxidable quedará perfecto si lo limpias con un poco de alcohol de quemar o vinagre. Para eliminar las manchas amarillas de los fregaderos esmaltados, hay que emplear lejía.
El salpicadero: si son baldosas esmaltadas debes limpiarlas con agua jabonosa y amoníaco. Para sacarles brillo, pasar un paño humedecido en alcohol de quemar. Los azulejos deben limpiarse de arriba abajo con productos diluidos en agua. Las paredes cubiertas en su totalidad con este revestimiento requieren de un cuidado mensual para evitar que se acumule la suciedad.
Con estos consejos la cena de Thanksgiving te dará menos dolores de cabeza y más satisfacciones deliciosas.
Próximos álbumes

'Tips' para que tu cocina no sea un desastre

Conoce este jardín de fantasía

Usos alternativos de la mantequilla de cacahuate en el hogar

Así lucirá el penthouse más alto de NY

Disfruta más imágenes
a tu izquierda