Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Cuartos Miedo 03
  • Cuartos Miedo 04
  • Cuartos Miedo 05
  • Cuartos Miedo 07
  • Cuartos Miedo 10
  • Cuartos Miedo 14

Los cuartos del pánico

La puerta que separa la vida de la muerte
"Para tener un cuarto seguro se necesitan tres cosas: miedo, dinero y espacio", dijo el ingeniero Luis Pedraza, director de Casa Motriz, una empresa especializada en instalar cuartos del miedo. Los elementos básicos que los componen son: una puerta de seguridad privada -fabricada de acero balístico o acero y kevlar como blindaje-. La puerta lleva en su interior una arena especial que impide el uso de sopletes.

Tecnología de seguridad
El control de acceso es por medio de un sistema electrónico inviolable para permitir la entrada única del usuario. El acceso se puede dar mediante sensores biométricos (como lectores de huellas digitales) o por control numérico. También existen controles remotos a manera de llavero para hacer más rápido el acceso.

Recursos para resistir y sobrevivir
El marco de la puerta también se prepara para resistir los impactos de bala y los trinquetes. Los muros se blindan con fibras especiales como el kevlar (la tela con la que se fabrican los chalecos antibalas).
Dentro de la habitación se recomienda tener los siguientes elementos: un teléfono celular con los números de emergencias grabados, comida y agua para al menos tres días, baterías por si cortan la electricidad, un botiquin con las medicinas necesarias y un baño.

Todo bajo control
Los cuartos del pánico con mayor nivel de seguridad incluyen sistemas de circuito cerrado de TV oculto, sistemas de comunicación satelital, alarma silenciosa y puerta con descarga eléctrica. También se pueden colocar filtros de aire por si el delincuente usa armas químicas. Un cuarto así puede llegar a costar hasta 600 mil dólares aproximadamente (2 millones de pesos mexicanos).

Cuánto cuesta
El costo de la adaptación o instalación de estos cuartos varía de acuerdo a las necesidades, el nivel de riesgo del cliente y de la tecnología que se instale. Se puede instalar un sistema que fluctúa entre 270 y 540 dólares (3 mil a 6 mil pesos mexicanos). Consiste en instalar cerraduras de seguridad que atraviesan el piso y la pared. Si la puerta es muy endeble, se refuerza con una capa de madera o fibras especiales. También se pueden colocar cámaras ocultas como la de la nariz de este oso de peluche.

La llave del éxito
Según Aguirre, la situación mediática ha beneficiado a las empresas dedicadas a brindar servicios de seguridad. Pero, en su opinión, "hay compañías y compañías". Por eso recomendó que antes de contratar este tipo de servicios se verifique que estén plenamente respaldadas por la Secretaría de Seguridad.

Publicidad | Vea su anuncio aquí