¿Hacer la cama es peor que no hacerla?

¿Hacer la cama?

¿Hacer la cama?

Para evitar la acumulación de ácaros es recomendable que la ropa de tu cama se lave periódicamente, pues la tela y el relleno absorben las secreciones del cuerpo.

Thinkstock LLC/Picture Quest

El hábito de estirar las mantas y cobertores por la mañana es básica en la rutina de higiene diaria, pero según algunos expertos podría ser dañino. De acuerdo con un estudio de la Universidad Británica de Kingston dejar las mantas revueltas podría ayudar a que los ácaros no se acumulen dentro de ellas.

Estos bichos, que son los que propician alergias y enfermedades respiratorias, se reproducen en circunstancias húmedas, muy comunes en una cama con las mantas sobrepuestas todo el día una sobre otra. Sin embargo, cuando las sábanas no estan una sobre otra el ambiente seco podría propiciar la muerte de los ácaros.

El responsable del estudio, el doctor Stephen Pretlove, experto en estudios de ingeniería, arquitectura y medio ambiente, considera que su descubrimiento podría ahorrarle millones de dólares a los servicios de salud.

¿Cómo lavar mejor?

Para evitar la acumulación de ácaros es recomendable que la ropa de tu cama se lave periódicamente, pues la tela y el relleno absorben las secreciones del cuerpo, como el sudor, al mismo tiempo que van almacenando pelusa y cabellos.

De acuerdo con The Benson Institute, una organización preocupada por mejorar la salud de las personas, que la ropa de cama esté sucia representa mayores probabilidades de que las familias tengan resfriados y alergias recurrentes.

Algunos consejos que da esta organización para lavar adecuadamente la ropa de cama y prevenir enfermedades son:

1. Lavar la ropa con agua y solución desinfectante, para luego enjuagarla con suficiente agua y dejarla secar al sol.

2. Remojar en agua con jabón las prendas que estén mayormente sucias.

3. Para que la ropa que de bien limpia es imprecindible tallar crando fricción, ya sea con la mano o metiéndola a la lavadora.

4. Asegurarse de desinfectar prendas como toallas, sábanas y fundas de almohadas.

5. La luz directa del sol ayuda a matar gérmenes, así que un poco de ella le caerá muy bien a la ropa limpia.

Seguro después de esto no sólo tu cama estará limpia, sino que tu cuerpo lo estará luego de haber dormido en ella.