Publicidad | Vea su anuncio aquí

Ponte en guardia contra los insectos

Cómo deshacerse de los insectos en casa

Los insectos se han hecho dueños de la casa y eliminarlos no será tarea fácil.

- EFE

Sácale brillo a  tu cocina

FOTOS:  Sácale brillo a tu cocina

Ver fotos
Gánale la guerra a las manchas

FOTOS:  Gánale la guerra a las manchas

Ver fotos
Artículos que debes donar en primavera

FOTOS:  Artículos que debes donar en primavera

Ver fotos
Limpieza rápida en casa

FOTOS:  Limpieza rápida en casa

Ver fotos

Un ejército de hormigas desfila con disciplina marcial por el suelo de la cocina, las cucarachas esperan agazapadas en un rincón la llegada de la noche mientras las moscas pululan tranquilamente en la sala de estar. Los insectos se han hecho dueños de la casa y eliminarlos no será tarea fácil.

Pero en esta guerra no vale todo. A la hora de escoger las armas, es necesario saber a qué tipo de enemigo nos enfrentamos. Hay una gran diversidad de insectos y, por lo tanto, diferentes productos para acabar con ellos.

Los insecticidas “están compuestos por sustancias que combaten selectivamente ciertas especies, por lo que para conseguir la mayor eficacia es necesario elegir un insecticida específico para la especie a eliminar”, aconseja la revista “Consumer”.

Los aerosoles son uno de los formatos más empleados. Están indicados, principalmente, para combatir a moscas, mosquitos y otros insectos voladores, aunque también existen aerosoles que actúan contra hormigas o cucarachas.

“Los insecticidas diseñados para el control de insectos voladores liberan pequeñas gotas que se suspenden en el aire. Estos productos se aplican en el interior de las habitaciones y de inmediato las moscas o mosquitos son derribados y posteriormente mueren”, explican los especialistas de H24, una empresa dedicada a la venta de insecticidas.

Antes de utilizar el producto hay que cerrar puertas y ventanas, agitar el envase y rociar el interior de la habitación sin que las gotas de insecticida toquen la piel, indican los expertos del sitio web “h24.com.mx”. En caso de que esto ocurra, recomiendan lavar la zona afectada con agua.

“Por las características técnicas del aerosol, es necesario un pequeño intervalo de tiempo para que la nube insecticida creada justo después de su aplicación se disuelva y se distribuya por toda la habitación”, afirman los técnicos de Cruz Verde, una compañía dedicada a la comercialización de insecticidas, a través de la web “curzverde.com”.

“Por ello, a fin de evitar una exposición innecesaria, se recomienda no entrar en la habitación justo después de que se haya pulverizado”, añaden.
Además de los aerosoles, existen distintas modalidades de insecticidas como difusores eléctricos, ganchos o trampas.

Insecticida disuasivo

Los difusores eléctricos sirven para combatir, fundamentalmente, a los mosquitos. Se trata de un aparato de plástico en cuyo interior se coloca el insecticida, ya sea líquido o en forma de pastillas. Este dispositivo libera partículas de insecticida al aire de manera continua. Además de matar a los insectos que ya se encuentran dentro del hogar, evita la llegada de otros nuevos.

“Los difusores eléctricos disuaden al mosquito de que entre en casa, al percibir el insecticida en el aire”, explican los especialistas de “cruzverde.com”.

Los ganchos, por su parte, impiden que las polillas se den un festín en el armario. Algunas especies de polillas se alimentan de fibras de origen animal y pueden estropear las prendas de piel y de lana.

Los antipolillas en forma de ganchos colgados en el armario sirven para proteger nuestro vestuario de esos pequeños devoradores de ropa con alas. Estos insecticidas son eficaces durante dos o tres meses, dependiendo del producto. Algunas marcas ofrecen diferentes fragancias como lavanda, manzana o jabón, por lo que también pueden emplearse como ambientadores.

Las trampas se usan para controlar a los insectos que se desplazan por el suelo. Existen diferentes modelos en función del tipo del insecto contra el que se dirijan. Las más comunes son las utilizadas para matar cucarachas y hormigas.

Dichos dispositivos suelen atraer a los insectos con productos alimenticios que, mezclados con insecticida, les provocan la muerte. Sin embargo, algunos productos para hormigas no actúan inmediatamente y permiten que las hormigas que los han consumido regresen al nido y transmitan el veneno al resto de la colonia.

Además de estos productos, existen polvos, bolas y tiras adhesivas que también pueden utilizarse para erradicar los insectos del hogar.

Pero nunca deben emplearse para un fin distinto del que aparece en la etiqueta. “Los animales domésticos y las plantas no tienen que verse afectados si seguimos las instrucciones de uso, pero sí, en cambio, si se les aplica el insecticida directamente”, explica “cruzverde.com”.

Para desparasitar a las mascotas, es necesario seguir las recomendaciones del veterinario y en ningún caso rociarlas con un insecticida para el hogar.

Precisamente, la intoxicación por insecticida es una de las más comunes en los gatos, según señala la web “facilisimo.com”.

Esta publicación indica que la aplicación de insecticidas “ya sea en forma de collar, ‘sprays’ o pulverizadores, cuyo uso no esté aprobado para gatos, supone un riesgo importante de intoxicación, que puede incluso causarles la muerte”.

“Los felinos se envenenan también por culpa de su innata tendencia a la limpieza”, explica. “El gato que accidentalmente se ensucia con sustancias tóxicas puede envenenarse lamiéndose durante su higiene cotidiana”, añade.

Leer detenidamente las etiquetas de los productos y seguir las recomendaciones del fabricante resulta imprescindible para evitar consecuencias no deseadas.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí