Enlaces Relacionados

  • Gánale la guerra a las manchas
  • El arte de quitar manchas
  • El arte de quitar manchas
  • Consejos para lavar mejor
  • Gánale la guerra a las manchas
  • El arte de quitar manchas
  • Trucos para lavar y limpiar
  • Gánale la guerra a las manchas
  • Gánale la guerra a las manchas
  • Gánale la guerra a las manchas
  • 'Tips' para dejar tu ropa más limpia
  • Próximo álbum

Desaparece cinco manchas que creías imposibles

Café, vino, grasa, maquillaje y tinta son los peores enemigos de la hora de lavar, pero con estos trucos les dirás adiós en un abrir y cerrar de ojos.
El café es una delicia que pocos rechazan, pero sus manchas afectan a todos por igual. Se quitan remojando la prenda en agua tibia con detergente. Después trata la prenda con alcohol. Utiliza agua oxigenada diluida para las manchas residuales.
¿Tu labial tiene marcadas todas las camisas de tu esposo? Si es tu caso, lo único que debes hacer es frotar la zona con un paño humedecido con vinagre blanco. La mancha desaparecerá luego de algunos minutos.
Las manchas de vino tinto de manteles y servilletas se eliminan frotando con vino blanco de manera inmediata, hay que evitar que la mancha se seque para lograr un buen resultado.
Otro poderoso enemigo del vino es el sol, si aplicas jabón en pasta sobre la mancha y la dejas por un rato en el rayo del sol verás la diferencia.
Si la mancha es muy antigua, remójala previamente en alcohol antes de lavarla.
La tinta de los bolígrafos seguro que ha hecho mella más de una vez en la ropa de tus hijos. No dudes en empapar un algodón con quita esmalte de uñas y frotar la prenda con él.
También puedes usar un fijador de cabello en aerosol. Elige preferentemente uno económico, pues los caros contienen aceite y esto afecta tus prendas.
Otra opción es sumergir la zona manchada en leche y dejarla así durante un rato. A continuación lava la prenda como lo haces habitualmente.
Las manchas de grasa son imposibles y lo peor es que la grasa tiene varias modalidades, así que entre más difícil más dolor de cabeza. Si tu esposo es aquel 'handyman' que pasa gran parte de su tiempo revisando el auto, esta mancha te será familiar, pero con un poco de aguarrás sobre la zona manchada y luego lavar la pieza con agua caliente le pondrás fin.
La grasa de comida en tu ropa la quitas con un poco de talco común sobre las manchas, dejas que el polvo absorba la grasa y luego cepillas el área. ¡Listo!
También puedes poner talco, colocar encima un trozo de papel higiénico y a continuación pasar la plancha por encima a una temperatura baja.
Con estos consejos la tarea de lavar será más fácil, además tendrás una ropa deslumbrante y verdaderamente limpia.

Videos

Próximos álbumes

Principios básicos para tener tu casa siempre ordenada

Remueve manchas con remedios caseros

Descubre un cuarto de sauna rodante que recorre una playa helada

Ideas para decorar la casa con muebles antiguos esta primavera

Disfruta más imágenes
a tu izquierda