Publicidad | Vea su anuncio aquí

Remodela fácilmente tu cocina pintando

Pintar para remodelar la cocina

Lo primero que debes hacer es establecer un patron de color que guíe la nueva decoración. Posteriormente habrá que escoger otro color para habinetes y accesorios.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Decoración con rojo

FOTOS:  Decoración con rojo

Ver fotos
Top 10: Formas de usar el amarillo en casa

FOTOS:  Top 10: Formas de usar el amarillo en casa

Ver fotos
Cómo utilizar los colores en tu casa

FOTOS:  Cómo utilizar los colores en tu casa

Ver fotos
Atrevidas combinaciones de color para decorar

FOTOS:  Explosiones de color para tu hogar

Ver fotos
Decoración con el color madreselva

FOTOS:  Decoración con el color madreselva

Ver fotos

Una cocina remodelada es el sueño más preciado de muchos dueños de viviendas. Pero el costo promedio de $56 mil en una actualización "de nivel medio" según la revista Remodeling, es simplemente demasiado para muchos. Dicho esto, si tienes un presupuesto limitado, tienes una gran alternativa: invertir unos $100 dándole a tu cocina una nueva apariencia con pintura.

"Muchas personas subestiman el cambio increíble que se puede lograr en una cocina con un poco de imaginación y un par de latas de pintura", asegura Debbie Zimmer, experta en color del Instituto de Calidad de la Pintura (Paint Quality Institute). "Pero, en realidad, se puede usar pintura no sólo para refrescar el color de la pared, sino también para cambiar totalmente la apariencia de los estantes de la cocina".

Los únicos ingredientes que necesitarás para darle una apariencia totalmente nueva a tu centro culinario son: planificación cuidadosa, buen ojo para el color y la disposición de dedicarle tiempo a la cocina con unas latas de pintura como compañía.

¿Por dónde comenzar?

Zimmer recomienda visitar los sitios Web de importantes compañías de pintura. En muchas encontrarás centros de ideas con paletas de pintura creadas por expertos profesionales en color, y herramientas de "visualización" que te permitan probar los colores en Internet.

Una vez establecido el patrón de color, es hora de pintar. Asumiendo que vas a hacer una remodelación total, comienza sacando las puertas de los estantes, así como las bisagras y las manijas. Si vas a usar nuevamente esos accesorios, colócalos en una bolsa plástica para que no se extravíen.

Después de colocar paños para proteger el suelo, pinta primero el techo, luego las paredes y finalmente los remates. Para un mantenimiento fácil, usa pintura de látex acrílico al 100 por ciento semi satinada, que resistirá las manchas y se podrá cepillar mejor que una pintura convencional. Luego, tendrás que volverte a enfocarse en los estantes.

Limpia los estantes y las puertas de los mismos con una solución desengrasante para eliminar la suciedad. Cuando se sequen, lija todo para eliminar cualquier residuo de pintura y proporcionarle un mejor "agarre" a la pintura nueva. Usa un paño húmedo para limpiar cualquier polvo creado por el lijado.

Luego, aplica una base de látex de calidad a los estantes. Usa un rodillo donde puedas y una brocha pequeña donde se necesite. Deja que la base se seque hasta el día siguiente.

Termina los estantes de la misma manera, aplicando una pintura de látex acrílico al 100 por ciento. Aquí también podrás usar una terminación satinada o semi satinada, pues son más resistentes a las manchas y más fáciles de limpiar. Pero no vuelvas a instalar las puertas. Espera a que la pintura se seque totalmente.

Para darle un toque perfecto de terminación a la renovación de la cocina, considera la compra de nuevas manijas a las puertas ya sea por Internet o en el centro de ferretería más cercano. Estos accesorios están a la venta en una amplia gama de estilos, tamaños, colores y materiales, uno de los cuales seguramente irá con tu estilo.

Cuando los estantes estén restaurados y el trabajo se termine, contempla y enorgullécete de tu nueva cocina y de los miles de dólares ahorrados al hacerlo tú mismo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí