Publicidad | Vea su anuncio aquí

Evita los incendios en casa

Cómo evitar incendios en casa

Los fuegos en el hogar ocurren con mayor frecuencia durante el mes de marzo que es cuando más barbacoas se hacen en los patios, según la NFPA (Agencia National de Prevención de Incendios).

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Trampas mortales, en tu propia casa

FOTOS:  Evita accidentes en tu casa

Ver fotos

Datos que preocupan

 

Cada año, más de 500 niños mueren en Estados Unidos en incendios producidos en sus propios hogares, 40 mil sufren lesiones serias y 99 mil son atendidos en hospitales. Los incendios y quemaduras son la cuarta causa de muerte accidental entre los menores de 14 años, según un estudio de la Universidad de Virginia. Aunque todo este horror puede evitarse con sensatez y prevención, haciendo un plan para escapar de un incendio.

Los datos son contundentes: los incendios hogareños representan una trampa mortal para miles de estadounidenses y los más vulnerables son los niños.

Según los datos proporcionados por Kidshealth -una organización que promueve la salud de los niños- cada año 3,600 personas pierden la vida y otras 18,500 resultan heridas en incendios residenciales.

En promedio, en el 2006 murió una persona cada dos horas y 42 minutos y alguien resultó herido cada 32 minutos por causa de un incendio, según datos del CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades).

Las últimas estadísticas de la Campaña Nacional de Seguridad Infantil Safe Kids (Niños Seguros) y de la Administración para Incendios de EU, indican que la mayoría de los incendios que provocan muerte o lesiones infantiles se producen en el hogar. El 70 por ciento de las muertes por incendios caseros se debe a la inhalación de gases tóxicos. Las llamas y quemaduras representan sólo un 30 por ciento.

El descuido es la principal causa de muerte por incendio en los menores de 9 años. Los cigarrillos son la primer causa de muerte relacionada con incendios, según el CDC y cocinar es la primera causa de incendios residenciales.

Los fuegos en el hogar ocurren con mayor frecuencia durante el mes de marzo que es cuando más barbacoas se hacen en los patios, según la NFPA (Agencia National de Prevención de Incendios).

Los niños que viven en hogares sin detectores de humo corren mayor riesgo de sufrir lesiones o morir en caso de incendio. Las alarmas detectoras de humo y los sistemas de rociadores pueden reducir las muertes por incendio en un 82 por ciento y las lesiones en un 46 por ciento.

Medidas contra las llamas

Según la US Fire Administration (Administración contra Incendios de Estados Unidos, USFA por sus siglas en inglés), el 40 por ciento de los incendios en el hogar, que provocan muertes de niños, son iniciados por esos mismos niños jugando con productos inflamables como los fósforos.

La falta de alarmas detectoras puede aumentar considerablemente el riesgo de morir en un incendio hogareño.

Obviamente, la mejor manera de poner en práctica la seguridad contra incendios es asegurarse de que éstos no se inicien. Las reglas de prevención básica, de acuerdo con este organismo, son:

1. Mantener los productos inflamables (fósforos, encendedores, velas y combustibles líquidos) fuera del alcance de los niños.

2. Instalar y mantener en funcionamiento alarmas detectoras de humo (pueden reducir a la mitad el riesgo de muerte por incendios en el hogar).

3. Instalar sistemas de rociadores.

4. Inspeccionar con regularidad el sistema de calefacción.

5. Antes de ir a dormir, apagar y desenchufar los calefactores.

6. Asegurarse de que no haya mantas o prendas de vestir sobre lámparas encendidas.

7. Limpiar e inspeccionar la chimenea una vez por año. Quemar los leños con una pantalla protectora contra las chispas.

8. Diagramar un plan de escape para la familia en caso de incendio y practicarlo regularmente.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí