Publicidad | Vea su anuncio aquí

Casa segura...familia sin accidentes

Casa segura...familia sin accidentes

Es fundamental que instales alarmas de fuego en cada piso de tu casa, incluido el sótano, como también afuera y adentro de cada dormitorio.

- Thinkstock LLC/Picture Quest

Bastan segundos para hacer un incendio

VIDEO:  Bastan segundos para hacer un incendio - Despierta América / Univision

Ver videos
Lo que debes si hay fuego en casa

VIDEO:  Lo que debes hacer si hay fuego - Despierta América / Univision

Ver videos
Medidas para tener un baño más seguro

FOTOS:  Medidas para tener un baño más seguro

Ver fotos
Medidas de protección contra incendios

FOTOS:  Medidas de protección contra incendios

Ver fotos
Lugares inseguros para construir tu casa

FOTOS:  Top 10: Sitios inseguros para construir casa

Ver fotos
Trampas mortales, en tu propia casa

FOTOS:  Evita accidentes en tu casa

Ver fotos

Tu casa debería ser el lugar donde tus chicos puedan estar protegidos de peligros. Sin embargo, más de 3 millones de niños por año se lastiman en ellas, según Safe Kids Worldwide, una organización sin fines de lucro dedicada a prevenir heridas accidentales.

Los niños pequeños suelen pasar alrededor del 90 por ciento de su tiempo puertas adentro, por lo que una casa saludable es fundamental, aunque existan peligros no del todo obvios. Aquí te ofrecemos una guía que te permitirá enterarte de los pasos preventivos que recomiendan nuestros expertos en el tema.

Evita quemaduras

Seguramente ya sabes que tu niño pequeño se puede ahogar en la bañera, pero también tiene las mismas probabilidades de quemarse seriamente. “El agua caliente puede quemar la piel como el fuego”, dice Meri-K Appy, presidenta del Home Safety Council. Si se expone a un bebé o un niño pequeño a temperaturas de alrededor de 140°F, puede llegar a quemarse en menos de cinco minutos.

Asegúrate de que tu termostato de agua caliente esté puesto en 120° F y siempre fíjate cómo está antes de poner a tu niño en la bañera.

Prevención de caídas

Las caídas son la causa principal de heridas accidentales en chicos de menos de 14 años, pero el riesgo de que se lastimen — sea por una caída o porque se trepan y se tiran de un mueble, por ejemplo— se multiplica una vez que comienzan a movilizarse. “Los pequeños todavía están perfeccionando cómo caminar y pierden el equilibrio con facilidad”, dice Debra Smiley Holtzman, autora del libro The Safe Baby.

Instala rejas de seguridad en la parte de arriba de las escaleras y en la parte de abajo para evitar que un niño se caiga o se trepe solo por allí. Pon almohadones en las esquinas y en las puntas de las mesas y en cualquier otra zona, de manera que si un niño se cae, se pueda amortiguar la caída.

Mata insectos en forma segura

Los ratones, las cucarachas y las hormigas son desagradables, pero por lo general no son tan perjudiciales para la salud como las toxinas que emiten los productos que sirven para matarlos. “Los pesticidas contaminan el aire que tus chicos respiran y el piso donde juegan y aumentan el riesgo de que desarrollen problemas neurológicos y hasta cáncer”, dice Philip Landrigan, M.D., director del Children’s Environmental Health Center en la Mount Sinai School of Medicine, en New York City, y asesor de la revista Parents.

Por eso, él sugiere cerrar hendiduras en pisos o paredes, preparar las puertas y ventanas para los cambios de clima y mantener la cocina libre de partículas de comida. Si debes usar pesticidas, elige geles o trampas en vez de sprays.

Remodela cuidadosamente

Si tu casa fue construida antes de 1978, seguramente las primeras capas de pintura contengan plomo. Cuando se realiza una remodelación de cualquiera de los ambientes, las partículas de plomo, que son tóxicas, pueden exponer al chico al plomo, lo que puede derivar en problemas de aprendizaje y desarrollo. Por lo tanto, es crucial que llames a un albañil certificado para que quite cuidadosamente los materiales que contengan plomo.

Te aconsejamos llamar al National Lead Information Center al 800-424-LEAD para encontrar uno en tu localidad o un inspector que pueda medir el nivel de plomo en tu casa y en el agua. Según el Environmental Protection Agency, los exámenes caseros para medir el nivel de plomo en la pintura no siempre son confiables.

Asegura las ventanas

Cada año, más de 4,000 niños terminan visitando la sala de emergencias por haberse caído por una ventana. Es importantísimo instalar rejas (hileras de barras con una separación de 4 pulgadas entre sí, que se atornillan a los marcos de las ventanas pero que se pueden quitar rápidamente en caso de incendio) o frenillos (que impiden que una ventana se abra más de 4 pulgadas), aunque vivas en pisos altos o bajos.

Asimismo, dado que los bebés y los niños de edad preescolar pueden resultar estrangulados por los cordones de las cortinas, es fundamental poner la cuna y otros muebles lo más lejos posible de las ventanas.

Guarda bajo llave los productos peligrosos

Esto incluye no sólo productos de limpieza, medicinas y cosméticos cáusticos —como los removedores de esmaltes de uña—, sino también perfumes, aceites de baño, enjuagues bucales, lociones para después de afeitarse y vitaminas.

Más de 1 millón de niños por año resultan envenenados por ingerir productos tóxicos del hogar. Pon el número del Centro de Envenenamiento (800-222-1222) cerca de cada teléfono en tu casa para casos de emergencia.

Prepárate para un incendio

Los niños menores de 5 años tienen más probabilidades de demorarse en un incendio que los más grandes o los adultos porque les resulta más complicado escapar por sí solos. Es fundamental que instales alarmas de fuego en cada piso de tu casa, incluido el sótano, como también afuera y adentro de cada dormitorio. Recuerda probarlas cada mes. Deberías también tener un extintor de incendios por cada 600 pies cuadrados de espacio habitable.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí