Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Trampas mortales, en tu propia casa
  • Próximo álbum

Trampas mortales, en tu propia casa

La casa aparenta ser el lugar más seguro para la familia, pero existen objetos o espacios dentro de ella que son una amenaza. "Aunque hay cierta consciencia sobre algunas zonas de riesgo, los padres no siempre toman las medidas correctas", manifiesta Chrissy Cianflone, directora general del programa de operaciones de Safe Kids.
De acuerdo con Safe Kids, cada año más de 2 mil niños en Estados Unidos, menores de 14 años, mueren a causa de lesiones accidentales en el hogar y 3 millones son atendidos de emergencia. A continuación te presentamos las amenazas más comunes en casa.
La cocina es una zona de riesgo en casa sobre todo si hay algo cocinándose. Las quemaduras por líquido caliente o vapor son el tipo más común de accidente con fuego en niños menores de cuatro años. Según Safe Kids, un niño sufre una quemadura de tercer grado tras sólo tres segundos de exposición a agua a 140 grados y necesitará una cirugía e injertos de piel.
Los expertos recomiendan no dejar cacerolas en el frente de la estufa con los mangos saliendo; también nunca dejes solo a un niño en la cocina, ni cocines cargando a tu bebé.
Los instrumentos de calefacción u otros electrodomésticos resultan una amenaza si están cerca de materiales inflamables. En 2002 los departamentos de bomberos en EU respondieron a cerca de 401 mil incendios en el hogar, es decir un incendio cada 79 segundos.
Nunca dejes cerillos, velas y luz eléctrica al alcance de los niños pues jugar con fósforos y encendedores es la causa principal de muertes por incendios en niños de 5 años y menores. Instala alarmas de humo en cada nivel de tu casa .
Según Safe Kids las alarmas de ionización son mejores en la detección de incendios en llamas, y las alarmas fotoeléctricas son mejores en la detección de fuegos humeantes.
Instala protecciones en las ventanas para evitar que no se abran más de 4 pulgadas (10 centímetros) de ancho, asegúrate también que no existan muebles cerca de ellas.
Los niños pequeños están más expuestos al riesgo de caídas relacionadas con las ventanas. De acuerdo a estadísticas de Safe Kids, los varones menores a 5 años son más propensos a caer de las ventanas a consecuencia de que juegan sin supervisión en el momento de la caída.
Más de la mitad de todas las lesiones no fatales en los niños se asocian con las caídas, y las escaleras representan un gran riesgo si no cuentan con protecciones, si hay desorden en el piso cercano o si las protecciones no están bien aseguradas. Según Safe Kids, los bebés están más relacionados con estas lesiones por su falta de control de equilibrio.
Cada año de 8 mil a 10 mil personas -en su mayoría niños- llegan a la sala de emergencia con lesiones provocadas por la volcadura de un mueble. Cuando existen juguetes favoritos u objetos electrónicos en una estantería o mueble alto, los niños se ven tentados a alcanzar la parte superior y tirar hacia abajo el objeto.
Se recomienda asegurar bien a la pared tanto televisores como estantes de libros pues los niños pueden resultar gravemente heridos o muertos como consecuencia de la escalada. También hay que mantener los artículos más pesados en estantes bajos o en los cajones inferiores.
Cada año más de 40 niños menores de cuatro años mueren a causa de una exposición involuntaria a productos para el hogar y medicamentos pues estos artículos pueden parecer dulces o bebidas inofensivas. Para prevenir esto, solicita envases a prueba de niños cuando te sea posible. Pero ten en cuenta la persistencia de los niños, por lo que más vale tener la medicina fuera de su alcance.
Una bañera o cualquier espacio con al menos una pulgada de agua, desde un escusado hasta la piscina sin vallas, representan los principales riesgos de ahogamiento. Este tipo de accidentes representa el 16 por ciento de las causas de lesiones accidentales mortales entre los niños menores de 14 años.
Nunca dejes a tus niños sin atención cuando se estén bañando, usa una traba para inodoros y cierra la puerta de los baños para que los más pequeños no puedan entrar a esta área. Vacía todas las cubetas después de usarlas y guárdalas boca abajo.
Cada año, aproximadamente 890 niños menores de 14 años mueren a causa de obstrucción de las vías respiratorias. Compra sólo juguetes apropiados para tus hijos, que no sean demasiado pequeños o tengan partes con las que se pueden atragantar.
Los cordones de cortinas y persianas, así como cualquier otro cable colgante puede estrangular. Desde 2001 la Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos ha reportado ocho muertes y dieciséis casos cercanos a la estrangulación a causa de cortinas romanas y persianas. Compra cortinas sin cordones o átalos para mantenerlos fuera del alcance de los niños.
Según Safe Kids los barandales en muebles, sobre todo en cunas, pero también en escaleras y balcones representan un riesgo de asfixia cuando tienen menos de 3.5 pulgadas de ancho (9 centímetros) pues la curiosidad lleva a los niños a meter sus cabezas entre los barrotes sin lograr salir de vuelta.
En el caso de las cunas es muy importante cuidar sus características pues también para prevenir asfixia hay que tener un colchón firme con una sábana que ajuste bien y nada más dentro de ella.
La supervisión es el consejo número1 para prevenir accidentes. Safe Kids recomienda explorar la casa a su nivel o estatura de los más pequeños en busca de riesgos. "Los niños usan los objetos y productos de manera diferente para lo que fueron creados. Existen infinidad de dispositivos de seguridad en el mercado a bajo costo para hacer tu casa más segura", dice Chrissy Cianflone, directora general del programa de operaciones de Safe Kids.

Para más información sobre las lesiones prevenibles visita Safe Kids o regístrate en Recalls.gov para enterarte de productos peligrosos.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Que la diversión no acabe en llanto

Mejoras en el jardin que puedes hacer tú mismo

Decoración fantasmagórica para tu hogar en Halloween

Cómo saber si tu casa está embrujada

Disfruta más imágenes
a tu izquierda