Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Consejos para lavar mejor
  • Consejos para lavar mejor
  • El arte de quitar manchas
  • Lavar ropa
  • Consejos para lavar mejor
  • El arte de quitar manchas
  • Consejos para lavar mejor
  • Gánale la guerra a las manchas
  • Consejos para lavar mejor
  • Consejos para lavar mejor
  • Consejos para lavar mejor
  • Gánale la guerra a las manchas
  • Textiles para tu casa en invierno
  • Textiles para tu casa en invierno
  • Consejos para lavar mejor
  • Gánale la guerra a las manchas
  • El arte de quitar manchas
  • Consejos para lavar mejor
  • Consejos para lavar mejor
  • Gánale la guerra a las manchas
  • El arte de quitar manchas
  • Consejos para lavar mejor
  • Próximo álbum

Consejos para lavar mejor y desaparecer las manchas

A la hora de lavar, la lavadora es nuestra aliada, está ahí para hacernos la vida más fácil, sólo es necesario apretar el botón adecuado, añadir la cantidad necesaria de detergente y en ocasiones darle una ayudadita con trucos caseros para desaparecer las manchas. por eso te presentamos 20 consejos y trucos para lavar mejor y desaparecer las manchas.
1. El primero de ellos es separar la ropa en montones: no es conveniente mezclar la blanca o de colores claros con prendas oscuras.
2. Una vez dividida por tonalidades, hay que hurgar en los bolsillos para retirar monedas, bolígrafos y todo aquello que pueda amenazar a la propia lavadora o nos pueda ensuciar la ropa. Un pañuelo de papel no representa una gran catástrofe. Sin embargo, las leyes físicas han dispuesto que, al lavarse, ese trozo de papel se desintegre en minúsculas bolitas blancas que ensucian toda la ropa.
3. Abrochar botones y cremalleras además de dar la vuelta a las prendas, de modo que la parte interior quede hacia afuera.
4. Antes de introducir una prenda en la lavadora, debe consultar esa gran biblia de la sabiduría: la etiqueta. No toda la ropa está preparada para la experiencia de girar y girar en la lavadora. Algunas prendas deben ser lavadas con más delicadeza y otras, tratadas por las expertas manos del encargado de la tintorería.
5. Cuando hayas puesto a salvo a las prendas vip, ha llegado el momento de poner el detergente y el suavizante en sus compartimentos correspondientes. No hay que olvidar que algunas prendas, como los jeans, deben ser lavadas del revés y sin suavizante. De esta manera se evita que, con el tiempo, les salgan una especie de líneas blancas que ponen fin a la vida del tejido más resistente.
6. Es muy importante incorporar el detergente en su justa medida. Si utilizas poco, la suciedad no se eliminará completamente, además de que las manchas que no se limpien del todo pueden fundirse con el tejido y oponer mucha resistencia a abandonarlo en posteriores lavados. Pero pasarse es peor, pues el exceso de jabón puede dejar residuos en la ropa, además de suponer una carga adicional para el medio ambiente.
7. Remojar en agua con jabón las prendas que estén mayormente sucias, esto facilitará el trabajo de la lavadora y dejará tu ropa mucho más limpia.
8. Por norma general, no debes lavar tu ropa a más de 30 grados, ya que el agua demasiado caliente puede encoger algunas prendas. Para que todo sea perfecto, hay que elegir el programa adecuado. En eso, solo el libro de instrucciones de la lavadora te puede ayudar. Deberás desempolvarlo y prestar atención a sus sabias indicaciones.
9. Llegados a este punto hay que estar pendientes para tender la ropa cuando la lavadora termine su misión. Si permanece demasiado tiempo en el tambor de la máquina, puede aparecer un inquilino tan indeseable como el moho. Una vez presente, acabar con él requiere una gran cantidad de esfuerzo y de paciencia. La marca española de detergente Ariel' recomienda poner la prenda afectada en remojo durante dos horas con un blanqueador sin cloro y volver a lavarla. No obstante, esta operación no asegura el éxito.
10. La lavadora sólo es una máquina y hay cosas contra las que no puede luchar sin un poco de ayuda. A veces, las pinzas del tendedero pueden dejar manchas de óxido en la ropa. Pero no hay que alarmarse, es posible eliminarlas. La web “publiboda.com” afirma que para acabar con ellas debe verterse zumo de limón con un cuentagotas sobre la zona manchada. Una vez libre de manchas, se debe aclarar la prenda y, después, lavarla de la manera habitual.
11. Estos son consejos básicos, sin embargo, hay algunos trucos que los expertos en cuestiones de limpieza se guardan para sí, pero te los revelaremos aquí. Por ejemplo, cómo eliminar los malos olores de la ropa. La web "mujeractual.com" recomienda dejar la prenda en agua con bicarbonato durante toda una noche.
12. Cuando nos enfrentamos a una prenda de lana, debemos lavarla con agua fría y evitar tenderla en vertical, ya que podría dar de sí. La manera correcta de secarla es extenderla encima de una toalla para que ésta vaya absorbiendo la humedad.
13. Si la ropa es de algodón, se debe evitar el agua caliente, pues podría encoger. Además, las prendas de color de este tejido es mejor lavarlas solas la primera vez: suelen desteñir.
14. No debes llevarte las manos a la cabeza ante una mancha de tinta en la camiseta. Para acabar con ella, debes sumergir la zona manchada en leche y dejarla así durante un rato. A continuación lavar la prenda como lo haces habitualmente.
15. La tinta de los bolígrafos también puede retirarse fregando contra la prenda un algodón empapado con quita esmalte de uñas, luego talla vigrosamente la prenda con jabón y te olvidarás de la mancha.
16. Si lo que ocurrió es que te sentaste sobre un chicle coloca la prenda en el congelador  o pon una bolsa llena de cubitos de hielo encima del pegote, hasta que el chicle se congele y se desprenda fácilmente. Trata los restos con aguarrás.
17. La luz directa del sol ayuda a matar gérmenes, así que un poco de ella le caerá muy bien a la ropa limpia.
18. La leche fría es un remedio eficaz para que el blanco vuelva a emerger de tus prendas. Cuando los cercos amarillentos hacen su aparición, por ejemplo, en una blusa, sumergela en leche y lávala después como lo haces siempre. Suele dar buen resultado.
19. Lo contrario sucede con las manchas de pegamento, que necesitan calor para desprenderse. Rocíalas de polvos de talco y aplica vapor de agua o caliéntala con un secador de pelo; a continuación, pon disolvente o esencia de clementina. Lava con agua templada y no quedará ni rastro.
20. Para quitar las manchas de pasto en los pantalones de los niños frota delicadamente con alcohol y luego enjuaga la prenda con agua tibia y jabón. Por último, lava la prenda en la lavadora.
Con estos consejos la tarea de lavar será más fácil, además tendrás una ropa deslumbrante y verdaderamente limpia.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Consejos para un cuarto de lavado 'chic'

Mira dónde está yéndose a vivir la generación de los ‘boomers’

Un gran precio para la 'casa más pequeña del mundo'

Usos alternativos de la mantequilla de cacahuate en el hogar

Disfruta más imágenes
a tu izquierda